Idiomas

Inici >> Coneix El Crai >> Biblioteques >> Biblioteca Lletres >> Universo Cervantes >> 7. Cervantes visto por Cervantes

7. Cervantes visto por Cervantes

InfoCRAI coronavirus

Bibliografía en línea

Don Quijote y Sancho
CERVANTES, PROTAGONISTA DEL VIAJE DEL PARNASO
 
   Mucho más sabremos de él si leemos su epopeya burlesca, la batalla entre buenos y malos poetas: el Viaje del Parnaso (1614), porque él es su protagonista, y le habla al dios Apolo de sus obras: de sus Comedias, de sus Novelas, de su Don Quijote:
 
 "Yo corté con mi ingenio aquel vestido
con que al mundo la hermosa Galatea
salió para librarse del olvido […].
    Yo he dado en Don Quijote pasatiempo
 al pecho melancólico y mohíno
en cualquiera sazón, en todo tiempo.
   Yo he abierto en mis Novelas un camino
por do la lengua castellana puede
mostrar con propiedad un desatino."
 
   ¿Quién mejor que el propio Cervantes exponiendo sus méritos ante Apolo? Y sin embargo, ya conocemos su talante y, por tanto, hay que saber leer lo que nos dice. Se convierte a sí mismo en objeto de burla o se desdobla en una charla con un Cervantes joven: Promontorio (o “Cabo”).
 
LA CONVERSACIÓN DE CERVANTES CON PANCRACIO DE RONCESVALLES
 
   En la Adjunta al Parnaso, otro poeta, Pancracio de Roncesvalles, le hace su primera entrevista:
 
"–¿Es, por ventura, vuesa merced el señor Miguel de Cervantes Saavedra, el que ha pocos días que vino del Parnaso?"
 
   Y Cervantes, tras volverse pálido porque piensa que puede ser uno de los poetas que puso o dejó de poner en su Viaje y le viene a dar “el pago que él se imagina se me debe”, saca fuerzas de flaqueza y le contesta:
 
"–Yo, señor, soy el mesmo que vuesa merced dice. ¿Qué es lo que se me manda?"
 
   Pancracio le abrazará, le alabará y le dirá quién es él:
 
"–Vuesa merced sabrá, señor Cervantes, que yo, por la gracia de Apolo, soy poeta, o a lo menos deseo serlo, y mi nombre en Pancracio de Roncesvalles."
 
   Vamos a enterarnos así de muchos datos sobre el pensamiento y la obra de Cervantes, que es el primer escritor entrevistado. El joven Pancracio tiene unos veinticuatro años, y va “todo limpio, todo aseado y todo crujiendo gorgaranes” y con un gran cuello almidonado.
 
SUS COMEDIAS NO SE REPRESENTAN
 
   Pancracio de Roncesvalles le pregunta a Cervantes si ha escrito comedias:
 
"–¿Y vuesa merced, señor Cervantes –dijo él–, ha sido aficionado a la carátula? ¿Ha compuesto alguna comedia?
–Sí –dije yo–, muchas; y a no ser mías, me parecieran dignas de alabanza, como lo fueron Los tratos de Argel, La Numancia, La Gran Turquesca, La batalla naval, La Jerusalén, la Amaranta o la del Mayo, El bosque amoroso, La Única y La bizarra Arsinda, y otras muchas de que no me acuerdo […]."
 
   Luego señala como preferida suya una comedia llamada La Confusa, y Pancracio le pregunta si le quedan algunas para representar. Cervantes le responde que sí, que seis comedias y seis entremeses.
 
"PANCRACIO: Pues, ¿por qué no se representan? 
MIGUEL: Porque ni los autores me buscan ni yo les voy a buscar a ellos.
PANCRACIO: No deben de saber que vuesa merced las tiene.
MIGUEL: Sí saben; pero como tienen sus poetas paniaguados y les va bien con ellos, no buscan pan de trastrigo. Pero yo pienso darlas a la estampa, para que sea de espacio lo que pasa apriesa y se disimula o no se entiende cuando las representan. Y las comedias tienen sus sazones y tiempos, como los cantares."
 
LOPE DE VEGA Y SU PRESENCIA EN ALGUNAS OBRAS DE CERVANTES
 
   De la enemistad entre los dos escritores tenemos testimonios en las obras cervantinas, y unas palabras de Lope de Vega sitúan su comienzo a comienzos del siglo XVII.
   Antes de que se publicara el Quijote, el 14 de agosto de 1604, escribía Lope de Vega a un amigo suyo de Valladolid: “De poetas no digo: buen siglo es este. Muchos están en cierne para el año que viene, pero ninguno hay tan malo como Cervantes ni tan necio que alabe a Don Quijote”. 
   Se refería a “los sonetos, epigramas o elogios” que faltan al principio de la obra, como dice en el prólogo el propio Cervantes desdoblándose en un amigo suyo. El escritor está imitando lo que dice la Locura de Erasmo en su Elogio, que es “trompetera de sus alabanzas y cantora de sí” en vez de recurrir a unos cuantos lisonjeros. Y la imita porque un genial loco es el protagonista de su obra.
    Miguel de Cervantes habla de Lope irónicamente, y muchos estudiosos han considerado elogios lo que son burlas de la vanidad del escritor:
1) En el prólogo de sus Ocho comedias y ocho entremeses nuevos, nunca representados (1615)
"… se vieron en los teatros de Madrid representar Los tratos de Argel, que yo compuse; La destruición de Numancia y La batalla naval, donde me atreví a reducir las comedias a tres jornadas, de cinco que tenían; mostré o, por mejor decir,  fui el primero que representase las imaginaciones y los pensamientos escondidos del alma, sacando figuras morales al teatro, con general y gustoso aplauso de los oyentes; compuse en este tiempo hasta veinte comedias o treinta, que todas ellas se recitaron sin que se les ofreciese ofrenda de pepinos ni otra cosa arrojadiza; corrieron su carrera sin silbos, gritas ni barahúndas. Tuve otras cosas en que ocuparme; dejé la pluma y las comedias, y entró luego el monstruo de naturaleza, el gran Lope de Vega y alzose con la monarquía cómica."
 
   La supuesta alabanza que le aplica, y que se ha convertido en forma habitual de loa a Lope de Vega, tiene que leerse a la luz del uso que Cervantes hace de este sintagma en sus obras y así se ve con ello que está muy lejos de alabarle: 
   El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, 1ª, XLVI, insultará a Sancho un don Quijote furioso diciéndole:
 
"¡Vete de mi presencia, monstruo de naturaleza, depositario de mentiras, almario de embustes, silo de bellaquerías, inventor de maldades, publicador de sandeces, enemigo del decoro que se debe a las reales personas!"
 
   Y en el Viaje del Parnaso, VIII, vv. 94-96, dirá Cervantes, en su papel de narrador de “su” viaje alegórico, de la Envidia:
 
     "La Envidia, monstruo de naturaleza,
maldita y carcomida, ardiendo en saña,
a murmurar del sacro don empieza."
 
   En el mismo Viaje del Parnaso, de pronto, empiezan a llover poetas de nubes, y le va a dejar una nube entera para el vanidoso Lope:
 
  "Llovió otra nube al gran Lope de Vega,
poeta insigne, a cuyo verso o prosa
ninguno le aventaja ni aun le llega."
 
   Y luego lo mezcla con “de los poetas la apretada enjambre”, que le lleva a exclamar al personaje Cervantes: “¡Cuerpo de mí con tanta poetambre!”.
   En el prólogo al lector de la Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, se defiende de las veladas acusaciones que Avellaneda le hizo en su obra de atacar a Lope de Vega, y dice precisamente a propósito de la envidia que le atribuye:
 
"He sentido también que me llame invidioso y que como a ignorante me describa qué cosa sea la invidia; que, en realidad de verdad, de dos que hay, yo no conozco sino a la santa, a la noble y bienintencionada. Y siendo esto así, como lo es, no tengo yo de perseguir a ningún sacerdote, y más si tiene por añadidura ser familiar del Santo Oficio; y si él lo dijo por quien parece que lo dijo, engañose de todo en todo, que del tal adoro el ingenio, admiro las obras y la ocupación continua y virtuosa."
 
Y ese final –“la ocupación continua y virtuosa”– aplicado a Lope es la clave irónica de lectura de esa supuesta admiración que manifiesta Cervantes.
 
SU DESPEDIDA
 
   En la dedicatoria al conde de Lemos de Los trabajos de Persiles y Sigismunda,  Cervantes dice adiós apoyándose en una vieja copla:
 
Puesto ya el pie en el estribo,
con las ansias de la muerte, 
gran señor, esta te escribo.

  Pero sus últimas palabras son otras, muy en su estilo:
 
 “Adiós, gracias; adiós, donaires; adiós, regocijados amigos, que yo me voy muriendo y deseando veros presto contentos en la otra vida.”
 
   Esto sucedió en 1616. Hoy, cuatrocientos años después, seguimos gozando de sus originalísimas creaciones literarias, y su don Quijote de la Mancha y su Sancho Panza siguen instalados en los corazones de sus lectores y en la memoria inmarcesible de la cultura universal.
 
 
Inicio6.  

InicioInicio

 

 

Segueix-nos

totes les xarxes socials del CRAI icono de canal de contenidos sindicado  twitter Blog del CRAICanal de YouTube del CRAI de la UB

 

Footer - Copyright


 Los contenidos del web CRAI UB están sujetos a la licencia de Reconocimiento de Creative Commons 4.0, salvo que se indique lo contrario.

Campus d'exelencia

Membre de:

Logo de LERU                                           Segell EFQM 500    Logo de Bibliotecas comprometidas con la excelencia